lunes, enero 11, 2010

Valoración personal sobre la COP15


Durante los primeros días de la COP15, las plenarias en el recinto de las NU no apuntaban hacia consenso alguno: reuniones eternas, caras cansadas o incrédulas, reuniones que se posponían sin motivo aparente, rumores filtrados a los medios de comunicación sobre acuerdos fuera del Convenio Marco, plenarias superpuestas, agendas que no se respetaban, oposición de intereses entre países...

Un trabajo increíble con reuniones multitudinarias frente un proyector con un procesador de textos y con un control de cambios que añadía, recortaba, añadía, puntuaba... cada uno de los apuntes que cada país aportaba en un idioma que no es el propio y que también dificultaba el consenso.

Ivo de Boer afirmaba en su conferencia de clausura que el acuerdo era políticamente incorrecto, pero significativo puesto que por primera vez el presidente de Lesotho y el de USA habían trabajado de igual a igual frente a una problemática global. Pese a este comentario positivo, el carácter taciturno de esas palabras reflejan el fracaso rotundo de una cumbre marcada por negociaciones poco transparentes y con visos de preacuerdos bilaterales previos para presionar a resultados que favorecían al binomio China y USA.

La COP15 no ha hecho más que representar el mundo resquebrajado en el cual estamos viviendo. Por primera vez desde hace años, el presidente de USA ha tenido que doblegarse ante una potencia emergente, China, y esto significa el tambaleo de un sistema muy debilitado.

Por primera vez, he visto a una representante de un país, Ecuador, posicionarse claramente en contra del crecimiento económico y del capitalismo a favor de la naturaleza; he presenciado como ese país acusaba a NU de proponer mecanismos de compensación que no promovían el desarrollo local, ya que son mecanismos basados en el mismo modelo que nos condena y que gobiernan las transnacionales.

>>

En países con bosques primarios que sdeben preservarse de la degradación y la deforestación, existen conflictos entre comunidades y dirigentes “oficiales”. Introducir el parámetro dinero nubla la vista, sólo queda exterminar sus propias comunidades para recibir esa inyección monetaria.

Es difícil representar los intereses de países con mentalidad capitalista para planificar, comprometer y satisfacer a sus sociedades a ritmos de consumo crecientes y conciencias de corto plazo para plazos superiores a sus mandatos de 4 años.

Las alianzas más inverosímiles también han tenido cabida en esta COP, como por ejemplo Venezuela y Ecuador y Bolivia en el grupo ALBA. El primero basa su economía de los ingresos obtenidos de la explotación de los combustibles fósiles de su país en un modelo de crecimiento capitalista y los segundos luchan por un cambio de modelo y por que NU reconozca los derechos de la Madre Tierra.

Si antes de la COP15, tenía muy claro que el mundo sólo bailaba al son de la economía. Esta cumbre me ha enseñado lo diverso y complejo de nuestro planeta. Me ha proporcionado un ápice de esperanza hacia un cambio consensuado similar al de Klimaforum09. Los cambios ocasionados por el clima se están acelerando según el IPCC, ganador del premio nobel de la Paz en el 2007.

Recojo el párrafo de ese documento firmado por más de 400 organizaciones:

“Nosotros los pueblos no estamos dispuestos a aceptar que ese sea nuestro destino. Por eso están surgiendo con rapidez movimientos populares que están decididos a defender sus medios de vida y a luchar contra esas fuerzas y las causas que nos han llevado por este camino suicida de destrucción ambiental.”

La actuación pacífica de la sociedad civil bajo la represión policial, la firme oposición al modelo y la alianza de países: ALBA, AOSIS, etc. frente al modelo capitalista destructivo de nuestro planeta finito me convence de un futuro que no se base en alternativas pseudoverdes que históricamente han acabado en manos de los mecanismos del mercado y de las transnacionales.

Tomo nota de la demanda de la Declaración de Klimaforum que reclama la necesidad de despertar conciencias y seguir trabajando para informar a la sociedad y hacerla partícipe de la creación de un nuevo modelo en el cual tenga cabida toda la ciudadanía global.

1 comentario:

Cris Pérez dijo...

"Je bénis cette incertitude dans laquelle les horizons se brouillent, car elle nous pousse à faire appel à nos lumières, tandis que les certitudes nous endorment."

Pierre Rabhi
http://www.pierrerabhi.org/blog/index.php?post/2010/01/26/Fermer-le-robinet