viernes, octubre 05, 2012

Solución para reducir el paro

El reparto del trabajo como alternativa al paro no es una utopía, se está haciendo en muchos países del mundo. Una crisis económica conlleva una disminución del trabajo que se puede ejecutar en forma de despidos, es decir, disminuir las personas asalariadas y aumentar el paro o reduciendo la jornada laboral y repartiendo los puestos de trabajo entre la población empleable.

En Alemania, por ejemplo, las empresas decidieron reducir las jornadas laborales de las personas contratadas. Esta reducción exige a la población reajustes en sus vidas para ser más autónomas, contratar y comprar menos servicios y materias para autoabastecerse con autoproducción y con economía reproductiva (Aquella economía no remunerada y necesaria para que una sociedad funcione: repararse unx mismx la lavadora, cambiar alguna instalación de la casa, pintar, plantar un huerto, ayudar a hacer los deberes, ir a hacer deporte, intercambiar conocimientos y servicios sin coste económico, etc.).
Continúa

Este reparto del trabajo se ha aplicado en Alemania como una medida de primeros auxilios. Pero existe el informe "21 horas" de la New Economics Foundation que explica que este reparto es necesario y podría convertirse en una alternativa para vivir más acorde con los recursos existentes y en condiciones de vida más saludables.

Debemos tomar conciencia de que cada uno de los servicios que contratamos y productos que compramos los pagamos con nuestro tiempo. Pasados los años la gente suele decir que hubiese dedicado más tiempo a su vida que al trabajo. Eso conlleva a renunciar a cosas, a cosas materiales, conlleva percibir la vida como algo que el dinero no puede comprar.

Conlleva a:

- destinar más tiempo al huerto en lugar de comprar las verduras y las frutas envasadas y sin sabor,

- romperse la cabeza con la reparación de lo que sea en lugar de ir a los chinos a comprar otro nuevo

- dedicar más tiempo a las personas cercanas para ayudarlas a hacer los deberes o a lavarse o a dormirse

- renunciar a hacer cola en las grandes superficies comerciales, los sábados por la tarde

- descubrir, disfrutar y valorar nuestro entorno inmediato

Insoportable Mente Sostenible "Reducir la jornada laboral remunerada" (29/03/2012)

6 comentarios:

José María Arroyo Bermúdez dijo...

Efectivamente, no puedo estar más de acuerdo. Lo que me sorprende es que siendo algo tan obvio, cómo hemos llegado a esta situación de locos.

Cris Pérez-Vàzquez dijo...

Pues porque somos una banda de borregxs y hacen lo que les da la gana con nosotrxs...

(Estoy cabreada...)

José María Arroyo Bermúdez dijo...

25Bueno Cris, si yo te contara la semanita que he tenido... Hace un par de días estrellé una calculadora contra la pared, y decidí que era el momento de hacer algo para refrigerar la sesera, así que me pasé el día sentado contemplando el mar... Me hubiera echado al monte unos días de no ser porque tenía que recoger a mi hija. Si de algo te sirve, utilízame de saco de separring o como cojones se llame eso que utilizan los boxeadores.

Cris Pérez dijo...

¡Gracias JM!!

Unai Mattin dijo...

Bonita idea. Ganar y gastar menos. Bien.....
Sin embargo la realidad es que mientras unos se quedan sin trabajo otros cogen más y más por miedo a tener menos. Unos están puteados por no tener trabajo y otros por tener demasiado.
Así nos va.
Xk somos así, no miramos por el de al lado, no miramos por un conjunto, no somos coherentes con nuestros valores o quizá ya..... los perdimos.
Así nos va.
Unai

Cris Pérez-Vàzquez dijo...

Hola Unai,

Tienes razón. Algunas personas se quedan sin trabajo y otras cogen más. Como cuando en plena burbuja inmobiliaria, la gente ganaba mucho dinero, podía vivir tranquila y en lo único que pensaba era en hacer horas extra para ganar más.

Tenemos una sociedad avariciosa y consumista, parece que es lo único que sabe hacer.

Existen alternativas, lamentarse y echar la culpa a las otras personas es propio de criaturas y no de personas adultas.

Empiezo a estar cansada de los lamentos de la gente, de que señalen a las instituciones sin hacer nada. Empiezo a pensar que a parte de borregxs existe un punto de maldad que se contagia y que me produce malhumor y desidia.