lunes, julio 23, 2007

Caucho: buenas condiciones y un motor de trabajo

"- Sí, sí, Piet; ya sé lo que quieres decirme. El pueblo chino y javanés son pueblos diligentes y el sudaméricano es perezoso. Pues bien; no estoy seguro de que esto no sea simplemente una superstición. Tengo la impresión de que a la gente de todas las partes del mundo le gusta trabajar si se le da las condiciones adecuadas y algo por lo que valga la pena trabajar."

El Bosque que llora, Vicki Baum (pág. 665)



Vicki Baum murió en 1960 y ya analizaba en su libro de ficción las condiciones de trabajo que se daban durante toda la historia del caucho (árbol que llora en índigena). En las últimas páginas de este expléndido libro concluye que con las adecuadas condiciones y una buena motivación, a todas las personas les gusta trabajar.

El trabajo no es un castigo es una forma de sacar lo mejor de cada persona y ponerlo al servicio de la sociedad.

2 comentarios:

Responsabilidad Social Empresarial dijo...

Estimada:
Primero felicitarla por su BLOG, es sumamente interesante.

Respecto a este artículo en particular, me gustaría hacer algunos comentarios.

He leído en múltiples ocasiones, y creo incluso habérselo escuchado a algún profesor en la Universidad, que el desarrollo económico del país y la capacidad de ahorro de las personas, está fuertemente ligada a la concepción de trabajo de las religiones que han forjado sus culturas.

Mi país por ejemplo, Chile, conquistado por el catolicismo apostólico romano de la corona española, vería mermadas sus posibilidades actuales de desarrollo económico, por una concepción social del trabajo como un desgarro, una manda, un deber lamentoso que debemos llevar a cabo para comer, desde que Eva sacó la manzana del árbol prohibido.

Al contrario de aquellos países donde la religión protestante sienta sus raíces, y el trabajo es visto como un medio de desarrollo espiritual, desde una mirada de amor al trabajo, honradez, ahorro y un apego permitido a lo material.

Al parecer las religiones orientales también fueron sabias en esta materia.


Te dejo invitada a conocer mi web.
Muchas gracias y reitero mis felicitaciones.

Cris Pérez dijo...

No puedo acceder a tu web.

Muchas gracias por tu comentario. Espero poder leer pronto tus posts.

Un saludo,


Cris